Carta Mensual

         “TENEMOS QUE VIVIR EN LO MILAGROSO”

Todos entendemos que nuestra salvación o renovación vino a través de nacer de nuevo. Este no fue el proceso de volver al vientre de nuestra madre, pero el haber nacido del espíritu.

Este es el milagro más grande que jamás recibiremos! Pero para caminar en esta salvación, tenemos que caminar con él, porque se necesita lo milagroso!

En las cosas de Dios siempre estamos buscando un milagro, lo que significa que lo necesitamos y, también, debemos  obedecerlo para verlo venir a pasar!

Nuestra determinación en las cosas de Dios debe ser entrar en su reposo. ¿Qué significa eso? Es la garantía de que ya está arreglado.

QUE PAPÁ SE ENCARGARÁ DE ELLO. Esto no es simplemente algo que queremos esforzarnod por hacer, pero él quiere que lo hagamos!

En otras palabras, esto no es desafiándonos a ver si lo hacemos, pero es una oportunidad que nos da para una vida pacífica y mejor!

¿POR QUÉ?

Juan 10:10 NVI

[10] El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia.

Hebreos 2:1-4 NVI

[1] Por eso es necesario que prestemos más atención a lo que hemos oído, no sea que perdamos el rumbo. [2] Porque si el mensaje anunciado por los ángeles tuvo validez, y toda transgresión y desobediencia recibió su justo castigo, [3] ¿cómo escaparemos nosotros si descuidamos una salvación tan grande? Esta salvación fue anunciada primeramente por el Señor, y los que la oyeron nos la confirmaron. [4] A la vez, Dios ratificó su testimonio acerca de ella con señales, prodigios, diversos milagros y dones distribuidos por el Espíritu Santo según su voluntad.

Hebreos 2:11-13 NVI

[11] Tanto el que *santifica como los que son santificados tienen un mismo origen, por lo cual Jesús no se avergüenza de llamarlos hermanos, [12] cuando dice: «Proclamaré tu nombre a mis hermanos; en medio de la congregación te alabaré.» [13] En otra parte dice: «Yo confiaré en él.» Y añade: «Aquí me tienen, con los hijos que Dios me ha dado.»

Jesús estaba diciendo constantemente, hago sólo lo que veo a mi padre hacer! En las escrituras sólo leemos, que no estaba sugiriendo que deberíamos, pero él nos estaba diciendo que hagamos lo mismo!

Hebreos 3:12-14 NVI

[12] Cuídense, hermanos, de que ninguno de ustedes tenga un corazón pecaminoso e incrédulo que los haga apartarse del Dios vivo. [13] Más bien, mientras dure ese «hoy», anímense unos a otros cada día, para que ninguno de ustedes se endurezca por el engaño del pecado. [14] Hemos llegado a tener parte con *Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin la confianza que tuvimos al principio.

¿Cómo sabemos que vamos al revés? Cuando ya no estamos accesibles a Dios debido a las limitaciones de lo que estamos dispuestos y no dispuesto a hacer.

Ven, cuando ya hemos formado nuestras mentes de lo que vamos y no vomos a hacer, cerramos las puertas a Dios para que  pueda sugerir su voluntad a nosotros, porque si y cuando lo hace, nosotros le rechazamos con una excusa!

Por eso es que la renovación de nuestras mentes es tan importante!

3 Juan 1:2 NVI

[2] Querido hermano, oro para que te vaya bien en todos tus asuntos y goces de buena salud, así como prosperas espiritualmente.

Tu alma, es tu mente, voluntad y emociones.

Hebreos 4:2-3 NVI

[2] Porque a nosotros, lo mismo que a ellos, se nos ha anunciado la buena *noticia; pero el mensaje que escucharon no les sirvió de nada, porque no se unieron en la fe a los que habían prestado atención a ese mensaje. [3] En tal reposo entramos los que somos creyentes, conforme Dios ha dicho: «Así que, en mi enojo, hice este juramento: “Jamás entrarán en mi reposo.” » Es cierto que su trabajo quedó terminado con la creación del mundo,

Ves, estamos supuesto a llegar a ser  como Dios, nuestro padre, a vivir según el Reino que es prosperidad y entrar en su reposo, tal como lo hizo cuando él creó todo. El séptimo día fue un día de descanso. 

¿Por qué es tan importante?

Porque este descanso es el descanso que nos da la fe, y la palabra nos dice claramente que es imposible agradar a Dios sin fe.

Hebreos 4:10 NVI

[10] porque el que entra en el reposo de Dios descansa también de sus obras, así como Dios descansó de las suyas

Esto sólo ocurre a través de la relación y la obediencia.

¿Por qué es tan importante esta obediencia? Es nuestra notificación a Dios que estamos caminando por fe. No sólo espera que lo hagamos, pero nos dio el ejemplo y mando a su hijo hacerlo. Sembró a su hijo, Jesús sembro su vida y recibieron su  cosecha.

Hebreos 5:9 NVI

[9] y consumada su *perfección, llegó a ser autor de salvación eterna para todos los que le obedecen,

Jesús habló de los judíos que siempre estaban estudiando las escrituras y nunca vinieron a él! O cómo Pablo describió “Siempre aprendiendo, pero nunca llegando al conocimiento…”

Dios nos ha dado provisión para que podamos y lo haremos!

Hebreos 2:14-15 NVI

[14] Por tanto, ya que ellos son de carne y hueso, él también compartió esa naturaleza humana para anular, mediante la muerte, al que tiene el dominio de la muerte -es decir, al diablo-, [15] y librar a todos los que por temor a la muerte estaban sometidos a esclavitud durante toda la vida.

Cuando no entendemos lo que la muerte es delante de los ojos de Dios, realmente no entendemos donde entra en juego la muerte y lo que puede hacer.

La muerte no es simplemente pasar por la tumba, sino que es la separación de dios, lo que significa que estamos haciendo las cosas en nuestros propios términos, sin su liderazgo y su toque.

El diablo puede sugerir algo, pero es nuestra decisión hacerlo o no hacerlo. No tenemos que escuchar al enemigo, por eso Dios hizo un escape a través de la mente de Cristo, y podemos escucharle claramente asi como renovamos nuestras mentes por medio de la palabra, la oración y las decisiones que hacemos!

Salmos 115:12-13 NVI

[12] El Señor nos recuerda y nos bendice: bendice al pueblo de Israel, bendice a los descendientes de Aarón, [13] bendice a los que temen al Señor, bendice a grandes y pequeños.

TENEMOS QUE VIVIR EN LO MILAGROSO PARA QUE PODAMOS DAR GLORIA A DIOS!

This entry was posted in Sin categorizar. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *