Carta Mensual

                                    Lidia Con Eso.

Tenemos que tener mucho cuidado que por medio del antagonismo del mundo y el enemigo, nos hemos permitido que nuestra opinión de Dios sea cambiada de un Salvador a un removedor de obstáculos o cosas que nos hacen sentir mal.

Primero de todo nada fuera de nosotros nos puede hacer tener nuestra victoria o derrota. Sabemos de mis muchos años de enseñanza que somos la suma total de nuestras decisiones.

Cuando no conocemos al señor, utilizamos las drogas. Estoy hablando de todo lo que queríamos deshacernos desde un dolor de cabeza, a querer sentirse mejor en una fiesta.  Saliamos en busca de las drogas o el alcohol u otro tipo de fiestas que incluian todo lo anterior.

Cuando queremos estar en control, todavía estamos haciendo  lo mismo, le pedimos a Dios que nos dé algo para quitar el problema.

Fijémonos en este escenario, los medicamentos que tomamos traen remedio al exterior, pero el problema aún esta allí.

Si persistimos con esta actitud, el problema nunca recibirá corrección  y usted irá de uno lado al otro.

Recuerda Juan dijo, “Pon el hacha a la raíz”. Y aquí estamos tratando de deshacernos  del fruto.

Si recordamos Al Progreso Del Peregrinos, fue a través de algo llamado el pantano de la vida.

Pantano – un área de terreno fangoso, suave: Ciénaga o pantano como región.

Estas son las cosas que debido a la maldición intentaron destruirnos y nos hicieron daño. Estas son las cosas que crean un problema y dolor en nuestra alma cuando venimos a Dios.

Nuestra voluntad es débil, nuestras emociones están en el aire y nuestra mente está llena de miedo debido a nuestras experiencias pasadas que fueron preparadas para el fracaso.

Esta es la razón por qué necesitábamos salvación.

Salvación de que?  Nuestra naturaleza pecaminosa o uno mismo y el sistema de este mundo que pretende destruirnos.

Por esta razón Jesús dijo cosas como: “Estamos en el mundo pero no somos de él!”

Cuando nos enfrentamos a este tipo de liberación, tenemos una tendencia a decir, “¿ por qué simplemente no lo quita?”

Ahora echemos un vistazo a esto de manera razonable, cuántos irían a un médico y permitieran que el doctor les hiciera algo si entrastes a su oficina y le dijistes que  tenias la garganta irritada y él te dijera bueno, vayamos a cirugía para ver qué pasa!

Lo creas o no, Dios es capaz de hacer esto, pero seríamos destruidos porque no podríamos manejar ese tipo de cosas. Diablos, tiramos una perreta sobre una uña rota…
Imagínese si nos cambiara de una vez. Perderíamos nuestra mente.

Éxodo 23:30

Nueva Versión Internacional (NVI)

30 Los desalojaré poco a poco, hasta que seas lo bastante fuerte para tomar posesión de la tierra.

Pero lo que hizo fue que preparó una naturaleza que podemos poseer asi como nos ocupamos de soltar cada daño y miedo y los dejamos ir y presionamos a la promesa.

Pero tenemos que ser muy cuidadoso de que al igual que los hijos de Israel empezamos a temer a los gigantes que tenemos que superar cuando miramos a nuestras propias fuerzas, en vez de mirar a la fuerza de Dios para vencer.

Para este propósito fue manifiesto el hijo de Dios, para destruir las obras del maligno.

Por esta razón es tan importante aprender a confiar y recibir de Dios como los niños!

También nos dio un instructor, su nombre es el Espíritu Santo

La mayoría de la gente sólo lo ve como un poder para poder hablar en lenguas.

La realidad es que él es la fuente de nuestro poder asi como lo seguimos y obedecemos. Esta es la forma en que se libera el poder de la resurrección en nosotros para hacer grandes hazañas y la tan necesitada transformación!

La religión nos enseña a tener lástima por nosotros mismos cuando algo sale mal o cuando parece que hay una incapacidad para supercar la situación.

Sabemos que esto es una mentira porque la palabra nos llama más que super vencedores a través de Cristo que nos fortalece. El mundo está lleno de los llamados víctimas. Lo digo así llamado porque Jesús dijo;

Mateo 11:28

Nueva Versión Internacional (NVI)

28 »Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. 29 Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. 30 Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana.»

El Señor sea tu fuerza, toma su yugo sobre ti y dejalo que te guíe a su plan y provisión!

This entry was posted in Sin categorizar. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *