Carta Mensual

HONOR!

HONORhonestidad, equidad o integridad en las creencias y acciones: un hombre de honor. una fuente de crédito o distinción:

ser un honor para la familia, alto respeto, en cuanto a valor, mérito, o fila: que se celebrará en honor tal respeto se manifiesta:

un memorial en honor de los muertos. alta estima pública; fama; Gloria: ha ganado su posición de honor.

el privilegio de estar asociado con o recibir un favor de una persona respetada, grupo, organización, etc.: para tener el honor de servir en un jurado de premio; Tengo el honor de introducir al orador de esta noche.

Sabemos que cuando hablamos de Dios nuestro honor y aprecio de él debe ser mayor.

El nos pidió que aprendiésemos de él, así que veamos lo que El dice sobre nosotros;

1 Pedro 2:9-10 NVI

[9] Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable. [10] Ustedes antes ni siquiera eran pueblo, pero ahora son pueblo de Dios; antes no habían recibido misericordia, pero ahora ya la han recibido.

Podemos ver al leer estas palabras, el honor y el respeto que otorga a su pueblo.

Dios ama honrar y exaltar a su pueblo. La palabra de Dios nos dice que la reina de Saba fue sorprendida por la grandeza del Reino del Rey Solomon.

Tenemos que tener cuidado que no caigamos terminando enamordos de la bendición y olvidando Al Señor que nos las dio.

Malaquías 1:6-7 NVI

[6] »El hijo honra a su padre y el siervo a su señor. Ahora bien, si soy padre, ¿dónde está el honor que merezco? Y si soy señor, ¿dónde está el respeto que se me debe? Yo, el Señor *Todopoderoso, les pregunto a ustedes, sacerdotes que desprecian mi *nombre. »Y encima preguntan: “¿En qué hemos despreciado tu nombre?” [7] »Pues en que ustedes traen a mi altar alimento mancillado. »Y todavía preguntan: “¿En qué te hemos mancillado?” »Pues en que tienen la mesa del Señor como algo despreciable.

Porque estamos en los últimos días tenemos que tener mucho cuidado de no permitir que el sistema del mundo corrompa nuestra relación con Dios!

Hoy el respeto y honor son palabras que rara vez se utilizan o se actúa en consecuencia.

Como hijos del Dios Altísimo estas palabras necesitan frecuentar no sólo nuestra conversación pero en nuestro estilo de vida.

La razón es que este tipo de estilo de vida permite que caminemos en la paciencia necesaria para ver la manifestación de la palabra de Dios, su misericordia y bondad!

Como he dicho muchas veces antes, no es tolerar con paciencia, pero es esperar en fe por el resultado que se espera del Honor y la supremacía de la palabra de Dios!

Salmos 125:1-5 NVI

[1] Los que confían en el Señor son como el monte *Sión, que jamás será conmovido, que permanecerá para siempre. [2] Como rodean las colinas a Jerusalén, así rodea el Señor a su pueblo, desde ahora y para siempre. [3] No prevalecerá el cetro de los impíos sobre la heredad asignada a los justos, para que nunca los justos extiendan sus manos hacia la maldad. [4] Haz bien, Señor, a los que son buenos, a los de recto corazón. [5] Pero a los que van por caminos torcidos deséchalos, Señor, junto con los malhechores. ¡Que haya paz en Israel!

Confianza y obediencia es meramente una manifestación del Honor y el respeto que tenemos por la grandeza de nuestro Dios!

El puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, así que vamos a obedecer y confiar en él!

 

This entry was posted in Sin categorizar. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *